Tampones biológicos

Cuando hablamos de procedimientos químicos llevados a cabo con éxito, a menudo están implícitos los tampones biológicos. Y es que de hecho, gracias a su presencia, la actividad biológica de un proceso determinado dará lugar a un experimento con resultados positivos o negativos.  Leer más

Para conocer un poco más sobre un sistema tampón biológico, puedes seguir leyendo esta página. Desde DC Fine Chemicals, como distribuidores y fabricantes de química fina en España y el Reino Unido, te ofrecemos un extenso catálogo con múltiples opciones de productos según tus necesidades. 

Composiciones estables con pH

Un sistema tampón biológico describe una composición conformada por un lado, por un ácido débil que a su vez es donante de protones. Por otro lado, se encuentra su base conjugada, siendo asimismo aceptor de protones. Si bien es cierto que lo más común es llamarlos tampones biológicos, también se conocen como disoluciones reguladoras, disoluciones amortiguadoras o disoluciones buffer. 

La principal finalidad de un sistema tampón biológico es conservar los niveles de estabilidad del pH cuando se trata de una mezcla con cantidades de ácidos distintas o bases fuertes. Cabe mencionar que existen varios tipos de tampones biológicos, albergando cada uno de ellos sus cantidades de pH propio. Así, cada proceso de laboratorio manifiesta unas necesidades concretas, unas que dependen de qué sistema tampón se emplee. 

Según cuál se elija, se obtendrán unas ventajas e inconvenientes. El rango de pH de los compuestos que se vayan a usar en un experimento deberá coincidir con los niveles de pH del propio tampón biológico. Se trata de un aspecto imprescindible a tener en cuenta para mantener los procesos vitales. La principal diferenciación los separa entre tampones orgánicos (aminoácidos, tampón hemoglobina, etc.) y tampones inorgánicos (tampón fosfato, tampón carbónico). 

Con tal de apostar por el sistema tampón biológico idóneo para cada procedimiento, las características que se deben considerar son la temperatura (que podría modificar los niveles de amortiguación del tampón), la reactividad (hay que asegurarse de que las reacciones adversas no son una posibilidad), la toxicidad (puede resultar nocivo para la muestra del ensayo) y la concentración (más concentración cuanto más se use el elemento que altera el pH). 

Para conocer más datos como este tan solo deberás visitar la web de DC Fine Chemicals. Como distribuidores y fabricantes de química fina en España y el Reino Unido, disponemos de variedad de productos químicos de la mayor calidad para cumplir con los altos estándares de nuestro sector. ¡Te esperamos!