Existen múltiples soluciones para tratar infecciones provenientes de agentes microbianos. Entre ellos se encuentra el potasio clavulanato, dentro del grupo de los antimicrobianos, destinados al campo del cultivo celular. 

Como proveedores y fabricantes de química fina en España y en el Reino Unido, te animamos a leer las próximas líneas y conocer algo más sobre el potasio clavulanato. Asimismo, navegando por DC Fine Chemicals, podrás hacerte con aquellos productos de química fina que buscabas. ¡Te esperamos pronto!

Tratamiento para infecciones

El potasio clavulanato (CAS 61177-45-5), estrechamente vinculado con la amoxicilina, se indica en casos de pacientes con infecciones agudas y crónicas. Meningitis, vías respiratorias en las vías respiratorias inferiores y superiores, cuadros gastrointestinales y piel y tejidos blandos son algunas de las patologías más comunes. En definitiva, se trata de gérmenes sensibles. 

Hablamos de un agente inhibidor de las betalactamasas. Cuando el potasio clavulanato se añade a la amoxicilina. El combinado obtenido aumenta su actividad antibacteriana, ampliando su espectro y su margen de acción, así como el tiempo que el antibiótico permanece activamente en el organismo. Además de la amoxicilina, este tipo de antimicrobiano también se suele mezclar con la ticarcilina, empleada clínicamente para las bacterias Gram negativas. 

¿Cuál es su método de actuación?

El clavulanato centra su actuación en unirse de manera irreversible a la enzima betalactamasa. En primer lugar se forma un complejo no covalente, después se reconoce el residuo de serina en el lugar activo de dicha enzima. La estructura del inhibidor queda “libre” y se forma otro complejo covalente con el residuo de la serina. A partir de ahí la liberación de la enzima betalactamasa queda obstaculizada. Tras ello, tanto el clavulanato como la amoxicilina se absorben correctamente y se presentan estables. 

Ambos elementos se distribuyen de forma extensa a lo largo de los líquidos y los tejidos corporales, entre los que se encuentran el líquido pleural, del oído medio, vesícula biliar o mucosa intestinal, entre otros. 

Para la ingesta de esta solución antibiótica se deben tomar, como con todo medicamento, unas precauciones. La hipersensibilidad a la penicilina o los períodos de embarazo y lactancia son los principales factores a tener en cuenta, aunque para todos los casos se debe estudiar la severidad de la infección y realizar cultivo celular para poder determinar cuál es el agente que causa la patología. 

Como efectos adversos tras ingerir potasio clavulanato podrían producirse reacciones alérgicas internas ―ronchas, hinchazón en la garganta o en el rostro― o externas ―sarpullidos, ampollas, etc.―.

Como proveedores y fabricantes de química fina en España y el Reino Unido, recomendamos a todo usuario la previa consulta con un profesional. Y a ti, que estabas en busca de productos de química fina de alta calidad y garantía, te invitamos a explorar el catálogo de DC Fine Chemicals.