La organización adquiere un terreno de más de 7.000 m2  en Terrassa para construir un edificio de fábrica, sus oficinas corporativas y un gran almacén.El traslado desde Cornellà de Llobregat al nuevo emplazamiento responde al deseo de “seguir ampliando nuestra gama de productos y acentuar la especialización en química orgánica, reforzando los proyectos de síntesis a medida”, destaca su Managing Director, Josep Maria Cortés.

DC Fine Chemicals es un suministrador de productos de química fina, principalmente para los sectores de ciencias de la vida, diagnóstico, farmacéutico y soluciones de proceso.

Cuenta con un catálogo de más de 10.000 sustancias químicas repartidas en una variedad de categorías tales como ácidos biliares, ácidos nucleicos, aminoácidos, antimicrobianos, principios activos farmacéuticos (APIs), carbohidratos, colorantes e indicadores, enzimas, excipientes, reactivos analíticos y tampones biológicos.

Con sede en Cornellà de Llobregat desde hace ocho años, DC Fine Chemicals ha crecido de forma intensa y sostenida desde su creación en 2007. La necesidad de aumentar la capacidad de almacenamiento, la expansión de sus laboratorios y el aumento constante del número de colaboradores, ha impulsado a la corporación de química fina a tomar la decisión estratégica de cambiar de ubicación y trasladarse a un centro operativo de más de 7.000 m2 .

La futura planta que, en una primera fase, triplicará la capacidad actual, “estará dotada con equipamiento de última generación para almacenar y manipular sustancias químicas de diversa naturaleza”, sentencia Cortés. La nueva ubicación, además, se sitúa en un centro de operaciones de primer nivel en el que también se emplazan otras empresas del sector.

La apuesta de DC Fine Chemicals por la calidad y la innovación está acreditada por la certificación ISO 9001 (desde 2011), el certificado GDP (desde 2018) y la certificación ISO 14001 (desde 2021).

Las nuevas instalaciones serán el marco perfecto para desarrollar nuevos proyectos y potenciar la expansión de la compañía.

Cortés señaló que el traslado permitirá conseguir “una mayor flexibilidad y nivel de servicio al cliente, al potenciar la capacidad de gestionar mayores volúmenes de producción con una mayor robustez”.

La nueva sede estará situada en la Avenida del Vallès, 370 de Terrassa y su inauguración está prevista para la segunda mitad de 2023.