Como proveedores y distribuidores de química fina, en DC Fine Chemicals apostamos por un servicio que concentre acciones amigables con el medioambiente. Y por ello creemos que es importante contar con una estrategia de sostenibilidad de laboratorio donde queden plasmados los pasos a seguir en toda actividad. 

Quinientos directores de laboratorios ubicados en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y China participaron en una encuesta en la que el eje principal era la sostenibilidad. En este estudio se mostró que más del 80% de los participantes ya adoptan métricas de sostenibilidad y se implementan medidas para mejorar el impacto de la huella medioambiental. 

Datos interesantes sobre el artículo

Neil Rees, director de programas ESG y vicepresidente de Workplace Services, Agilent Technologies junto con James Connelly, director ejecutivo de My Green Lab, analizan la importancia de alinear los valores personales con las metas enfocadas en la sostenibilidad de los laboratorios, así como de tomar las decisiones basándose en directrices sostenibles. Lo vemos a continuación extrayendo algunas de sus intervenciones en una entrevista reciente. 

Aunque es evidente, Neil Rees comienza destacando el papel de nuestro planeta y de las generaciones futuras, siendo la sostenibilidad la opción más viable y correcta desde una perspectiva social. Eso no es otra cosa que conservar los recursos y no darlos por sentado, lo que se traduce en mejorar la eficiencia, ahorrar en términos económicos y respaldar el éxito de un laboratorio, tal y como sucede en DC Fine Chemicals. De ahí nace la búsqueda de nuevos modos de manipular y emplear productos. 

Para llegar a ello es imprescindible partir de varias métricas, con tal de evaluar el impacto ambiental, económico y social previamente. Asimismo, se debe monitorear periódicamente cada proceso para extraer resultados y, de esta forma, ir ajustando las estrategias que mejor encajen con los objetivos: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, reducir el consumo de energía, reducir el uso del agua, reciclar mayor cantidad de residuos…

Por su parte, James Connelly respalda uniformemente el discurso de Rees, añadiendo que para el equipo del propio laboratorio es crucial centrarse en un tema tan cotidiano como la sostenibilidad. Al alinearse con los fines generales de la organización, resulta mucho más probable el hecho de obtener la aceptación y el apoyo de todo el equipo que forma el laboratorio. 

Consideraciones generales

Ambos apuntan que lo que más suele pasarse por alto son los cambios de comportamiento y la cultura organizacional. Es decir, si bien la implementación de cambios técnicos y operativos es esencial, también lo es abordar el aspecto humano de la sostenibilidad, pudiendo impactar significativamente en el éxito de sus iniciativas en el mismo marco. 

Los directores y directoras de laboratorios tienen una influencia significativa, a razón de su experiencia técnica y su rol imprescindible de colaboración con los demás departamentos. Por ello, es importante que desde su ‘posición’ se defienda la sostenibilidad como un eje transversal y demostrar un compromiso activo a través de sus acciones. O lo que es lo mismo: predicar con el ejemplo. El cambio empieza en la concienciación de todo el equipo, construyendo poco a poco una cultura basada en la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente, con un enfoque proactivo e integrando prácticas amigables con el entorno diariamente en el laboratorio. 

Como comentábamos en líneas anteriores, debe haber un seguimiento y monitorización de las métricas, habitualmente cada año o cada dos años. Dichas métricas deben integrarse en los objetivos financieros anuales y de otros tipos, y ayudan a reflejar datos como la eficiencia del laboratorio en cuestión, el rendimiento, la productividad o el consumo de energía de instrumentos concretos. 

Conclusiones del estudio

Tras estos dos testimonios de expertos, tan solo se puede sacar una conclusión: hay que buscar el equilibrio entre ser un laboratorio efectivo, eficiente y competitivo y, evidentemente, tener en cuenta el planeta. Esta premisa es, precisamente, una en las que trabajamos a diario en DC Fine Chemicals. 

Nuestro férreo compromiso en la sostenibilidad y en la gestión ambiental se extrapola a todas las áreas de operación. Si bien nuestras actividades pueden afectar al medio ambiente, el principal propósito de DC Fine Chemicals es minimizarlo mediante la implementación de prácticas responsables donde el eje central siga siendo la sustentabilidad. 

Así pues, nuestra política ambiental recoge una serie de puntos en base a los cuales desarrollamos las acciones cotidianas como distribuidores de química fina:

  • Cumplimiento estricto de leyes y regulaciones ambientales aplicables, incluyendo todos aquellos programas a los que pertenecemos. 
  • Énfasis en la gestión eficiente de recursos y energía, reduciendo los residuos y las emisiones. 
  • Definir objetivos de mejora constante aplicados a nuestros productos y servicios, en base a criterios medioambientales. 
  • Proporcionar información transparente y detallada sobre nuestras actividades a clientes, empleados, accionistas, etc. 
  • Fomentar la participación activa a nivel interno de prácticas sostenibles. 
  • Apoyar metodologías innovadoras y procesos que busquen promover la sostenibilidad y reduzcan el impacto de nuestras acciones. 

Descubre más sobre nuestra labor en la web de DC Fine Chemicals o consúltanos para dudas más específicas en el email info@dcfinechemicals.com. Estaremos encantados de poder hablar contigo y resolver tus dudas.

 

 

Referencias:

  • Lauren Everett. (23 Agosto 2023). Building en effective lab sustainability strategy. Lab Manager.